Radiofrecuencia Específica

Es la solución a pequeñas arrugas no generalizadas, sino aquellas como bien su nombre nos adelanta “específicas” como nasogeniano, periorbicular, peribucal, entrecejo o frente; ya que cuanta con un cabezal anatómicamente diseñado para alcanzar estas zonas que requieren de mayor precisión.

Esta terapia estimula la neoformación de colágeno, reestructuración y reordenamiento del mismo, brindando una turgencia más juvenil, atenuación de arrugas, acentuación de rasgos faciales y una sensación de piel tersa y sana, desde la primera aplicación.